Adaptados a tus necesidades

Es importante saber diferenciar el soporte del mantenimiento. El soporte ocurre en momentos donde la irrupción del servicio ha ocurrido o está ocurriendo, siendo una acción plenamente reactiva y en el que los servicios pueden verse afectados o lo están ya. El mantenimiento, por otro lado, es un trabajo que se realiza para evitar que ocurra cualquier problema o incidente en el servicio, por lo que se podría decir que es preventivo. 

Nos encontramos en ocasiones empresas cuyo core de negocio no tiene la tecnología como principal punto de ingreso, por lo que no dan importancia y no trabajan en tener actualizados y depurados sus servicios tecnológicos, lo que suele provocar en ocasiones problemas que tienen como daño colateral el impacto en el negocio en sí. 

Desde hace tiempo intentamos concienciar a nuestros clientes de la importancia que tiene no solo el que los servicios estén funcionando, sino que se dedique tiempo y algo de inversión a un mantenimiento, para evitar problemas, incidencias, fallos de seguridad, etc.

¿Tienes dudas?

Escríbenos dejando tus datos y nuestros arquitectos e ingenieros, se pondrán en contacto contigo para tratar de ayudarte.

¿Te ayudamos?

Cualquier necesidad podemos estudiarla, analizarla y valorarla. Si es viable cuenta con nosotros.
Haz click

El soporte que necesitas para
tu empresa.